Conocimiento, agilidad y tecnología para superar los momentos de crisis

“Si todo parece estar bajo control, significa que vas muy despacio”. Mario Andretti

Nadie puede negar que la manera de gestionar los negocios ha cambiado radicalmente en los últimos años. Una verdadera revolución basada en conocimiento, información, tecnología y velocidad en la toma de decisiones, y que, claramente, ha posicionado las empresas entre dos grupos distintos: El primero, de las empresas con una gestión dinámica, atentas a la innovación y capaces de adaptarse rápidamente a los diferentes escenarios. El segundo, de las empresas que permanecen estáticas ante la transformación.

Estos dos tipos de compañías enfrentarán este actual y delicado momento que estamos viviendo de maneras bastantes distintas. Y aquellas que tengan el coraje de avanzar, explorando la tecnología y cambiando la cultura corporativa, tendrán una ventaja competitiva significativa sobre las que simplemente intentaren reducir las pérdidas. Ellas serán capaces de revertir el paradigma y de la crisis, convirtiéndola en una gran oportunidad.

Las crisis estimulan la creatividad y el cambio: para hacer frente a la emergencia, las empresas son forzadas a pensar en prioridades. Una condición típica en estas situaciones es la limitación severa de recursos y, por eso, las organizaciones necesitan tener eficiencia y velocidad de reacción, para optimizar el trabajo, eliminando desperdicios y maximizando los resultados.

En este sentido, una gestión eficiente es fundamentalmente dinámica: ¿en cuál área, producto o servicio la empresa deberá invertir recursos (tangibles o intangibles)? ¿Cuál nivel de servicio será esencial y cual entrega no será priorizada?

Estas dinámicas son la base del Presupuesto de Base Cero: una de las soluciones ofrecidas por Aquila para apoyar en la toma de decisiones, con la precisión y agilidad que este momento requiere.

Tener la capacidad de mapear y clasificar sus entregas, etapas del proceso y proyectos entre lo que es estrictamente necesario a la sobrevivencia de la empresa y lo que es incremental, de una manera organizada por prioridades, será una ventaja competitiva envidiable que la empresa disfrutará: niveles flexibles de presupuesto, adecuables a variados escenarios posibles, para una rápida decisión y adaptación del negocio.

La emergencia que todos estamos viviendo debido al Covid-19 seguramente está forzando a las compañías a pensar “fuera de la caja”, y el Presupuesto Base Cero es la solución que permitirá que ellas salgan de la crisis más capacitadas para salir adelante.

Transformaciones “forzadas” nos pueden ayudar a aprovechar los efectos positivos de las nuevas estructuras tecnológicas y un nuevo abordaje cultural, especialmente en la gestión de los negocios.

En resumen: las herramientas para una necesaria adaptación ya están disponibles.

En un ecosistema cada vez más competitivo, aquellos que no se adapten están destinados a sucumbir.

La crisis de un virus que crece exponencialmente tornase una oportunidad para estimular la creatividad y el cambio. Aunque las preocupaciones sean grandes, precisamos ser capaces de identificar nuevas necesidades y oportunidades. Hoy somos forzados a involucrarnos, a buscar nuevas soluciones. Modelos de gestión dinámicos y eficientes son fundamentales para alcanzar los resultados deseados.

Paulo Henrique Andrade

Paulo Henrique Andrade

Ingeniero de producción por IBMEC (Brasil), con 1 año realizado en el Politécnico di Torino (Italia), postgraduado por PUC-MG (Brasil) en ingeniera de producción, Black Belt Lean six sigma con experiencia profesional en soluciones estratégicas, presupuestarias, logísticas y operacionales en diversos sectores: Salud, Transporte Ferroviario, Medicina Diagnostica, Minería, Seguridad Pública, Educación, Automovilístico. Autor de variados artículos científicos, capítulos y del libro: “DO SONHO À REALIDADE - como tornar sua ideia um empreendimento” (2019 – Editora CRV).

Compartir:

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter