Gestión de Stock – Qué necesitas saber para alcanzar un alto desempeño en la de satisfacción de los clientes y resultados para su empresa

La actual globalización de la economía y la creciente competitividad del mercado son las marcas de la era de la agilidad, tecnología y calidad en el servicio. Se suma a eso una incesante búsqueda por resultados, en que la mejora e innovación de los procesos se conectan con una buena gestión.

En la visión del stock no podría ser diferente. Su gestión tiene gran importancia dentro de las compañías, ya que es la forma de distribuir sus productos a los clientes (internos y externos), y su control tiene un papel importante en la estrategia de las empresas.

La gestión de stocks representa la capacidad de la compañía de organizar y controlar la cantidad de cada producto o material en un determinado momento, garantizando: mejor nivel de servicio, mayor control de los costos, cantidad mínima de productos en stock, el giro y la cobertura. Estos indicadores generan reconocimiento de los clientes, que cuando son bien atendidos, generan resultados financieros.

Al hablar de indicadores, la satisfacción de los clientes es fundamental. Para eso, una forma de mantenerlos satisfechos es con la disponibilidad de stock, por medio de una rápida atención y disponibilidad de productos. Para un buen funcionamiento de todo el proceso, estos 10 pasos pueden hacer la diferencia:

  1. Cambia el modelo mental: antes de empezar cualquier transformación en la manera de gestionar el stock, olvida los preconceptos (“yo siempre hice así” o “desde el inicio de la empresa el control siempre fue realizado de esa manera”). Solamente a partir de eso podrás empezar a cambiar la cultura de la gestión.
  2. Involucra al equipo: una empresa está hecha por personas, debe presentar a todos los planes y estar abierto a sugerencias y críticas. Sintiéndose involucrados, ellos apoyarán en dirección a la alta performance.
  3. Mide el stock: antes de tomar cualquier decisión, haz una medición de tu stock y de todo lo que pasa con el: por ejemplo, el número de ítems, número de movimientos, espacios dedicados a los materiales, confiabilidad de las entregas, calidad del stock (sin defectos), etc.
  4. Diseñe el layout del stock: la manera como el área de almacenaje está distribuida ayuda en los movimientos inteligentes, en la agilidad para la entrada y salida de materiales, mejor aprovechamiento del espacio, mayor productividad. Un buen ejemplo de eso son los stocks de alta rotación, donde lo ideal es almacenarlos en un área más próxima de la expedición y en altura de fácil alcance, disminuyendo la distancia recorrida. Ya los stocks de baja rotación pueden estar ubicados en un área más lejana y en lugares más altos, pues no son requeridos con frecuencia.
  5. Garantice la rastreabilidad de los materiales: saber dónde están ubicados los materiales todo el tiempo es esencial para la velocidad y precisión. Por lo tanto, es necesario mapear el stock y clasificar los materiales con un código que permita encontrar cualquier ítem en pocos segundos.
  6. Calcule el stock de seguridad: las demandas, con frecuencia, sufren mucha oscilación. Por eso, es necesario que la compañía defina un stock de seguridad, pues el no tener el material en stock puede impactar significativamente en la actividad de la empresa. Lo mismo aplica también para el excedente de stock, que puede significar desperdicio de recursos, considerando que este valor podría estar aplicado en otras inversiones.
  7. Defina las tareas de cada persona: cuanto más estructurado y organizado está el stock, más precisas son las tareas. Para distribuir las tareas de todos, hay que distribuir las personas entre las diferentes áreas del almacén: picking, preparación de pedidos, remesa, embalaje, etc.
  8. Establezca metas: es necesario tener clara la dirección que la compañía quiere seguir, que todos sepan a donde se quiere llegar. Eso significa definir indicadores y metas para cada persona. Obviamente, estas metas deben estar alineadas con la estrategia de la empresa.
  9. Haz el control del inventario periódicamente: hacer regularmente el inventario del stock es imprescindible para garantizar la consolidación de las informaciones físicas con las bases virtuales. El control regular del inventario es la principal herramienta para prevención de pérdidas no conocidas, como son robos o mercancías extraviadas.
  10. Verifica las entradas y salidas: los errores en los pedidos no son tolerados por los clientes. Los pedidos deben ser verificados en todas las etapas importantes del proceso logístico: en la llegada, almacenaje, transporte, durante el proceso de embalaje y en la salida.

Las empresas son hechas de ambiciones que se mantienen con eficiencia gerencial, por eso es importantísimo una correcta toma de decisión.

¿El control de stock de su empresa está estructurado? ¿El cliente está satisfecho? ¿Los costos y rentabilidad son medidos? Ahora es el momento de ajustar estos puntos para garantizar la alta performance en la gestión de stock.

¡Y Aquila tiene la solución para ayudarle!

Paulo Henrique Andrade

Paulo Henrique Andrade

Engenheiro de produção pelo IBMEC, sendo 1 ano realizado no Politecnico di Torino, pós graduando pela PUC-MG em engenharia de produção, Black Belt em Lean six sigma com experiência profissional em soluções estratégicas, orçamentárias, logísticas e operacionais em diversos segmentos: Saúde, Ferrovia, Medicina Diagnostica, Mineração, Segurança Pública, Educação, Automobilístico. Autor de vários artigos científicos, capítulos e do livro: DO SONHO À REALIDADE - como tornar sua ideia um empreendimento (2019 – Editora CRV).

Compartir:

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter